El sistema inmunológico en los tiempos de hoy.

Me gustaría empezar este artículo comentando una de mis frases favoritas;

“Somos lo que comemos”.

Pero en estas líneas no voy profundizar en nuestra manera de comer o qué comer. Hoy, voy a intentar haceros ver, la importancia que tiene un buen sistema inmunológico.

Éste nos ayuda frente diversas situaciones que se nos puedan presentar en nuestro día a día. Tales como enfermedades, infecciones o acontecimientos adversos.

Sistema Inmunológico (S.I)

El sistema inmunológico (S.I) está formado por células, proteínas, tejidos y órganos.

Es el encargado de luchar contra gérmenes y microorganismos de todos los días. 

El S.I realiza un gran trabajo manteniéndonos sanos y previniendo de posibles infecciones.

Aunque a veces surgen adversidades y provocan enfermedades.

Una buena manera de luchar contra tales situaciones es un buen consumo y equilibrio de nuestros nutriente.

En nuestro día a día, la mayoría de los alimentos que ingerimos contienen los nutrientes básicos para que nuestro organismo funcione y conserve en un buen estado.

Además, estos son los que responderán cuando se presente o exista una dolencia, haciendo al S.I más eficaz.

Importancia de la aportación necesaria de nutrientes

Es muy importante conocer y saber que cada alimento contiene distintos nutrientes.

Esto nos hará tener un buen balance de cada uno de ellos en nuestro cuerpo.

Entender la aportación y qué cantidad de nutrientes necesitamos, nos ayudará a afrontar la jornada diaria y nos asegurará un buen estado físico.

En las fechas que vivimos estamos empezando a entender la importancia que tiene mantenerse no solo en forma para luchar contra los microorganismos externos como la Covid-19, si no que debemos tener una alimentación sana y equilibrada.

El fin, mantener el S.I en una perfecta condición.

Actualmente se empieza a tener más conciencia de que no es tan sólo como antiguamente se decía o creía.

sistema inmunológico 2

que con un vaso de Zumo de Naranja todas las mañanas era suficiente para mantener el S:I perfecto”.

Podemos ver cómo la gente empieza a utilizar más alimentos o complementos para impulsar y mantener el S.I en perfecta sintonía.

Alimentos como verduras, frutas, semillas, frutos secos y especies.

Frutas y verduras

Contienen importantes polifenoles, flavonoides, antiocianinas, vitaminas A, E y C, todas estas reconocidas por la actividad antioxidante.

Los antioxidantes son considerados un sistema de defensa del cuerpo, ya que se relacionan con la prevención de enfermedades. Algunas son las respiratorios, cardiovasculares, neurodegenerativas, gástricas, tumorales y del sistema endocrino.

De esta manera, el ingerir en nuestra alimentación cotidiana los antioxidantes ayuda a mantener una adecuado estado a lo largo de nuestra vida. Y sobre todo, en el momento que estamos viviendo.

Hidratación 

A su vez, también me gustaría hacer una mención a la importancia que tiene estar bien hidratado.

No únicamente por lo que ya conocemos, que beber una media de 2.5 litros diarios es bueno para mantener nuestra piel hidratada, ayuda en el proceso digestivo, regula la temperatura del cuerpo, lubrica articulaciones, etc... 

Al estar bien hidratados, generamos una mucosa sana e hidratada que actúa como barrera frente a los virus y hará que le cueste más penetrar en nuestro organismo frente a un cuerpo con una mucosa seca e irritada.

Alimentación

Me gustaría recomendar e invitar a todos los lectores que incluyeseis algunos de estas alimentos en vuestra dieta diaria, para así ayudaros a protegeros frente a todo agente externo.

  • Vitamina C: importantísima para mantener las defensas, consume alimentos ricos en esta vitamina. Kiwi, fresas, naranja, mango, papaya, limón, lima, guayaba, brócoli, califlor, batata/ boniato, jengibre. 
  • Vitamina D: la vitamina del sol, pero si no tienes jardín o una terraza, aumenta el consumo de jalea real, langostinos, pescados grasos, aguacate o cereales integrales
  • Hongos: Mantiene sano y fuerte nuestro S.I, por su contenido en beta-glucanos, probióticos y terpenóides.
  • Omega 3: Por su efecto inflamatorio, lo podemos encontrar en las semillas de linaza o chia, aceite de oliva, nueces, especialmente en pescados de agua fría, atún, salmón, caballas, arenques y sardinas.

Piel

Una de las primeras barreras que tenemos frente a la lucha contra los microorganismos y patógenos que intentan atacar el sistema inmunológico es la piel.

Mantener una piel sana es muy importante para que no se produzca ninguna enfermedad cutánea.

Por ello me gustaría destacar los siguientes nutrientes para ayudar a mantener una piel sana.

  • Vitamina E: Fundamental por su acción protectora. Nueces, semillas de girasol, aguacate, kiwi y hortalizas de hoja verde (espinacas, brócoli).
  • Vitamina C: evita el envejecimiento prematuro, protege a las células de los daños producidos por los radicales libre. Frutas y verduras.
  • Omega 3-6-9: compuestos grasos, los omegas fortalecen la piel para mantener su función y protegernos. Pescados grasos, aceites vegetales, semillas, frutos secos y aguacate.
  • Aminoácidos esenciales: ayudan a formar las proteínas, las cuales entre otras funciones, repara los tejidos del cuerpo humano. La carne, huevo, soja y sus derivados, quinoa y espirulina. También en garbanzos y avena o maíz y lentejas, arroz y cacahuetes.

Hierbas y especies

Para acabar, me gustaría animar a la gente a que empiece a utilizar hierbas y especies como ayuda para el S.I.

Éstas se pueden utilizar para marinar los alimentos, en infusiones, como parte de guisos, sopas, batidos, etc...

Hablaremos de ello en un futuro.

  • Equinacea
  • Cúrcuma
  • Jengibre
  • Pimienta
  • Ginseng
  • Rooibos
  • Uña de Gato
  • Ginkgo Biloba
  • Té verde y muchos más que veremos.

Conclusión sobre cómo proteger nuestro sistema inmunológico.

Es importante hacer ejercicio, que hagas una dieta saludable, que cuides tu piel y tengas un buen estado emocional para poder cuidar y fortalecer tu sistema inmunológico.

Por todo esto recuerda “Somos lo que comemos”.

×
×

Carrito